EPM no pagará prima de éxito a constructores de Hidroituango

Entre los concejales de Medellín había gran desconcierto porque EPM se había comprometido a pagar una prima de éxito de 70.000 millones de pesos al Consorcio CCC, constructor de Hidroituango, todo dentro del plan de aceleración con el que pretendían empezar a generar energía desde diciembre de 2018.

Aunque desde la emergencia que vive el proyecto desde abril se sabía que era imposible cumplir ese cronograma, los cabildantes habían asegurado que el consorcio pretendía cobrar dicho dinero porque en la cláusula del plan se aseguraba que el dinero se pagaría si había incumplimiento por retrasos producto de problemas ocasionados por la naturaleza. Sin embargo, EPM ha aclarado que no se pagará dicho dinero.

Hay que recordar que según el gobernador de Antioquia, Luis Pérez, el plan de aceleración fue el inicio de todos los males de Hidroituango, pues allí se determinó la construcción de un tercer túnel que finalmente se derrumbó. Pérez también ha asegurado que dicho plan nunca fue aprobado por la junta directiva de Hidroituango, pero desde EPM aclararon que este ya se había iniciado con EPM como constructora de la obra y que para esto se había presentado en 2015 un plan de inversión adicional por 440.000 millones de pesos, solicitud que fue aprobada.

Se recupera la obra

Por estos días, EPM ha tenidos algunas de las mejores semanas después de varios meses de zozobra con Hidroituango, pues la apertura de los vertederos de la presa se empieza a recuperar Hidroituango. Sin embargo, aún es pronto para que se pueda cantar victoria, pues falta lo más complicado.

Tras abrir el vertedero izquierdo empezaron a circular 600 metros cúbicos de agua por segundo, que sumados a los 750 metros por segundo que están fluyendo por la casa de máquinas, le están devolviendo al río Cauca, aguas abajo, el caudal natural para esta época del año. Además, EPM informó que está saliendo más agua al embalse de la que está llegando.

Con el flujo de agua por el Cauca, EPM garantiza el cumplimento del caudal ecológico necesario para el hábitat en el río, que es de 450 m³/s y se garantiza la seguridad de las comunidades que habitan aguas abajo del proyecto.

El gerente general de EPM, Jorge Londoño de la Cuesta, indicó en su momento que “tanto la apertura de las tres compuertas, como el cierre de la cuarta se hizo de manera remota y con todas las condiciones de seguridad para las comunidades que habitan aguas abajo de la presa”.

La puesta en funcionamiento del vertedero significa un avance importante en el cumplimiento del cronograma fijado para la rehabilitación de la futura central de energía, que se espera que esté generando para finales de 2021.

Esta inmensa estructura, con una longitud de 405 metros y cuatro compuertas radiales de 15,4 metros de ancho por 19,5 metros de alto, permite la descarga del agua del embalse de manera controlada, lo que contribuye a mitigar los riesgos de la obra e incrementa la seguridad para las comunidades.

El vertedero del proyecto hidroeléctrico Ituango, que fue construido con todas las técnicas para este tipo de obras, no es a flujo libre, donde el agua llega y simplemente rebosa. Por el contrario, EPM tiene forma de controlar con las compuertas y decidir cuánta cantidad de agua se puede arrojar al río Cauca. Lo que es un parte de tranquilidad para las comunidades que viven aguas abajo y que, pese a este gran avance, aún continúan bajo alerta.

Avances de la contingencia

Las condiciones del proyecto hidroeléctrico Ituango son estables y se han logrado avances importantes en el camino de su recuperación. El vertedero está listo y el muro del embalse se ubica en la cota 418 msnm, ambos lados de su estructura están fortalecidos con faldones de roca y la construcción de la pantalla de cemento bentónico, que reforzará la impermeabilización de la presa, se encuentra en un 50 por ciento y las previsiones para terminarla se ubican para finales de 2018. Esta pantalla tiene la función de reforzar el lleno prioritario que tuvo lugar después de la contingencia que puso en peligro a Puerto Valdivia, pues se estaba corriendo en contra de la creciente del río Cauca.

En el cronograma entregado por EPM se puede apreciar que en diciembre próximo se continuará con la construcción del muro de la presa hasta llegar a la cota 435 msnm, su altura final, tal y como fue diseñado, por lo que se estima que la presa estará concluida al terminar el primer semestre de 2019, lo que permitirá construir sobre la cresta del muro la vía que conectará al municipio de Ituango con Medellín y con la nueva vía hacia Puerto Valdivia.

En este momento, con los altos niveles del embalse, que EPM quiere mantener entre los 406 y 408 msnm, la presa muestra estabilidad, también hay normalidad en los taludes y el túnel vial está operativo con movilidad sin inconvenientes para quienes se desplazan desde y hacia el municipio de Ituango. También continúan las inyecciones de concreto líquido en los túneles derecho y en la galería auxiliar de desviación para consolidar los pretapones, según EPM, los avances en uno de los pretapones ya va en el 50 por ciento. Así mismo, avanzan las labores para dejar completamente operativa la descarga intermedia.

Según Londoño de la Cuesta, ahora quieren “hacer un análisis detallado de cómo se comportan todas las partes del sistema de presa. El embalse ya alcanzó una cota de 408 msnm y queremos ver cómo se comportan los túneles. Queremos ver cómo se comporta esto durante el invierno”. Y es que el invierno que hasta ahora empieza en el país pondrá a prueba a la ingeniería paisa, que hasta el momento ha sabido hacerle frente a una emergencia que no ha sido nada fácil. Sin embargo el vertedero está construido para soportar un caudal de 23.000 metros cúbicos por segundo, una cifra enorme, pues la creciente más grande en los últimos ocho años subió a 5.000 metros cúbicos por segundo.

Sobre el cierre de compuertas para abrir casa de máquina y revisar su estado, el gerente aseguró que no hay una fecha exacta, aunque se espera que a finales de mes haya una tentativa, pero que tiene dos datos que le dan optimismo: “La cantidad de agua que fluye por casa de máquinas es de 750 metros cúbicos por segundo, deberían estar saliendo mil o mil cien, o sea que hay obstrucciones de un 30 por ciento, lo que nos da optimismo. Lo segundo es que hemos logrado hacer perforaciones que llegan al techo de casa de máquinas y hemos comprobado que el techo está en buenas condiciones, esa parte de la infraestructura no ha colapsado”.

Pese a los avances en la obra, las autoridades no descansan. Juliana Palacio, directora del Dapard, aseguró que no se levantarán las alertas de los municipios del área de influencia directa e indirecta: “Se hace una subestimación de los posibles escenarios de riesgos, por lo cual aún no tenemos el control, como gestión del riesgo, sobre lo que puede suceder con las comunidades aguas abajo y arriba. Hasta que Hidroituango no tenga el control total del proyecto, hay peligro con los túneles, que aún se pueden destaponar, no podemos subestimar eso”. Por su parte, Londoño de la Cuesta ha negado inundaciones que se han reportado por medio de cadenas de Whatsapp, aseguró que el caudal que baja por Puerto Valdivia es totalmente normal.

Todos los esfuerzos de EPM están dirigidos a evitar un desastre de gran envergadura, y lo están logrando. Todo en las últimas semanas parece salir a las mil maravillas, el Concejo de Medellín les autorizo, en medio de gran polémica, la enajenación de activos con el fin de darle liquidez a la empresa y enfrentar las ganancias que van a dejar de percibir por no generar en diciembre de este año: más de 4 billones de pesos que ya aparecían en los libros como dinero cierto.

Sin embargo, quedan asuntos por enfrentar como los resultados del estudio causa-raíz que está realizando la empresa chilena Skava; las investigaciones que realiza la Fiscalía para saber si hubo corrupción al interior de Hidroituango y el pago de una multa que podría imponer la Comisión de Regulación de Energía y Gas (Creg) y que ascendería a los 42,2 millones de dólares por faltar al compromiso de generar en diciembre de 2018.

Check Also

Invima aprueba vacuna contra Covid-19 en niños de 6 meses a 5 años

Invima aprueba vacuna contra Covid-19 en niños de 6 meses a 5 años

Invima aprueba vacuna contra Covid-19 en niños de 6 meses a 5 años La segunda …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *